Máster en Dirección Económico-Financiera

Usted está aquí

7 razones por las que hacerse auditor de cuentas

7 razones por las que hacerse auditor de cuentas

La auditoría está en buenas horas. Atrás van quedando los sonados escándalos, principalmente en lo relativo a auditorías en entidades financieras. En los últimos años la actividad de los auditores de cuentas se encuentra en constante crecimiento.

En 2015 las big four (Deloitte, PwC, KPMG y EY) cerraron el ejercicio 2015 con una facturación de 1.845 millones de euros, un 7% más que el año anterior y las previsiones de cierre para el 2016 y los próximos años son muy halagüeñas, ya que las compañías crecen en todas las líneas de negocio, repuntan en consultoría y transacciones y experimentan un importante crecimiento en fusiones y adquisiciones de empresas, conocidas también por su acrónimo en inglés M&A (siglas de Mergers and Acquisitions).

Si bien, toda la facturación de las big four no se corresponde con servicios de auditoría, esta representa un 43% del total de la facturación, sumando en 2015 las principales compañías del sector una cifra de negocio de más de 791 millones de euros por este concepto.

¿Por qué hacerse auditor de cuentas?

Dejando fuera motivaciones estrictamente personales de la índole de, "en mi familia mi padre y mi abuelo han sido auditores de cuentas", podemos encontrar siete razones de peso, por las que elegir la auditoría de cuentas como una profesión del futuro:

  1. La auditoría es una profesión en crecimiento, tal y como comentamos al principio, siendo los auditores de cuentas profesionales ampliamente demandados, tanto para la realización de auditorías externas como internas. Por lo tanto, es una profesión con una amplia salida laboral.
  2. Tener el título de auditor también es algo muy valorado para la realización de trabajos de dirección financiera y control de gestión, de hecho muchos profesionales que trabajan en las big four dejan al cabo de unos años sus puestos como auditores para ocupar estos puestos en importantes compañías, con muy altas remuneraciones.
  3. Las fusiones y adquisiciones necesitan del trabajo de los auditores para realizar la valoración de las empresas, así como para analizar la viabilidad de los proyectos de inversión. La actividad de M&A en España creció en 2016 un 20%, y según las previsiones la dinámica de fusiones y adquisiciones se mantendrá en 2017, gracias a la mejor coyuntura económica, al aumento de la inversión realizada por fondos extranjeros y a una mejor situación financiera de las empresas tras los ajustes realizados en los años anteriores.
  4. La auditoría está dejando de ser un campo exclusivo de las grandes empresas, siendo cada vez más demandados los servicios de los auditores por pymes, que requieren de su papel como asesor para identificar errores en las cuentas, implantar las NIIF, optimizar el proceso contable, realizar consolidación fiscal y contable, detectar fraudes internos y conseguir la imagen fiel de sus empresas.
  5. Es una profesión de prestigio, ya que el auditor es una persona respetada por su integridad y conocimientos, que verifica que los libros contables de una compañía representan la imagen fiel de la misma, reflejando salvedades en caso de que detecte anomalías que pudieran afectar a dicha imagen fiel.
  6. Buena remuneración, tanto de los auditores que trabajan por cuenta ajena, como de los que trabajan por cuenta propia, ya que los servicios de auditoría suelen tener un coste elevado, al ser trabajos que requieren de una gran especialización.
  7. Es un trabajo que resistirá a la disrupción digital y a la robotización, que amenaza con llevarse por delante muchos puestos de trabajo, ya que aunque el auditor se pueda y deba apoyarse en la tecnología, siempre será necesaria su opinión.

Por contra, el trabajo de auditor requiere disponibilidad para viajar, una amplia dedicación, resistencia al estrés, sobre todo en determinadas épocas del año y habilidades personales para tratar con los clientes, con los que trabaja en estrecho contacto.

Para todos aquellos interesados en ejercer la profesión de auditor, la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA) con el apoyo del Centro de Estudios Financieros (CEF.-), pone a su disposición el Máster Universitario en Auditoría de Cuentas. La UDIMA ha obtenido resolución favorable del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) para impartir el Máster Universitario de Auditoría de Cuentas, por lo que las personas que obtengan este título quedarán dispensadas de la primera fase de aptitud de acceso al ROAC. Además el título está adaptado a la Resolución del 12 de junio de 2012, emitida por el ICAC, donde se recoge el contenido que deben tener los planes de estudios para los auditores de cuentas.

José Ramón Fernández de la Cigoña Fraga
Director Administrativo y Financiero (CFO)

 

Puede consultar nuestras condiciones generales y política de protección de datos

© 2017. Centro de Estudios Financieros contactar